petitComo hemos visto en más de una ocasión el sector audiovisual y en particular la televisión pueden perjudicar a los animales de diferentes maneras. El día 26 de enero el programa de TV3 “El Foraster” emitió la visita de su presentador al tristemente conocido El Petit Zoo d’en Pere, “zoológico” que mantenía sus animales en condiciones tan precarias que…¡fue cerrado hace unos meses justamente a raíz de una denuncia de Infozoos (coalición de la que es parte FAADA)!

Y no solo el programa promovía un centro actualmente cerrado por incumplir la legislación vigente (entre otras cosas… ¡también por la completa falta de seguridad de sus instalaciones!), no solo fomentaba la visita a lugares que mantienen a animales en cautividad, sino que además lo hacía tomándoselo todo absolutamente a cachondeo!

A continuación os dejamos parte de la comunicación que les hemos hecho llegar…recibiremos algún tipo de respuesta? Decidirán informarse sus responsable antes de trasmitir según que reportaje? Decidirán ofrecer a sus espectadores una televisión educativa y de calidad o preferirán seguir fomentando practicas irresponsables y el maltrato animal?

“Estimado equipo de El Foraster

Nos dirigimos a ustedes desde la Fundación FAADA, entidad sin ánimo de lucro, colaboradora del Departamento de Medio Ambiente de la Generalidad de Cataluña y representantes en España de la Coalición Europea ENDCAP, por la protección de los animales salvajes en cautividad.

El motivo de nuestra carta se haceros llegar nuestra preocupación y la de muchos ciudadanos que nos han escrito pidiéndonos que intervengamos en su nombre, por el último capítulo emitido del programa El Foraster el pasado lunes 26 de enero a San Bartolomé donde se mostraban imágenes del zoológico El Petit Zoo d’en Pere. […]

Aunque se tengan buenas intenciones, ninguna instalación de esto tipo puede ofrecer a los animales salvajes una vida en condiciones que reproduzca sus hábitats, ni en el que éstos puedan llevar a cabo sus comportamientos naturales más básicos. Los animales salvajes –ya sean capturados de su medio natural como nacidos en cautividadmantienen sus instintos y sufren, no sólo física sino también psicológicamente, viviendo en espacios limitados y sin poder expresar su propia naturaleza.

Queríamos comunicarles la irresponsabilidad que representa promover instalaciones de estas características, y más tratándose de este centro en particular ya que se encuentra temporalmente cerrado por presunta infracción administrativa por incumplimiento de la Ley 31/2003 del 27 de octubre de conservación de la fauna silvestre en los parques zoológicos, del Decreto Legislativo 2/2008 del 15 de abril, por el que se aprueba el Texto de la Ley de Protección de los Animales y del Real Decreto 630/2013 del 2 de agosto, por el que se regula el catálogo español de especies exóticas invasoras en relación a la Ley 42/2007, del 13 de diciembre del Patrimonio Natural y Biodiversidad.

Estas son algunas de las infracciones y carencias que presenta el centro que habéis promovido en vuestro programa:

No trabaja por la conservación de las especies ya que no pertenece a ninguna asociación de zoológicos, no participa en programas coordinados de cría y / o conservación de especies. El centro hace cría indiscriminada en cautividad de especies salvajes y comercia con ellos.

No cumple con las mínimas condiciones de seguridad, ni de bienestar animal (falta de espacio y de enriquecimiento ambiental en la mayoría de las instalaciones).

• La composición de los grupos no es la adecuada en muchos casos.

• El agua de los bebedores no está limpia.

No cuenta con personal especializado en el cuidado de los animales.

Las barreras no evitan el contacto físico con el público.

No cumple ninguna función educativa, ya que transmite una imagen irreal de los animales salvajes mostrándolos como si fueran dóciles y domésticos. (Les animamos a leer el informe que les hemos adjuntado sobre El Petit Zoo d’en Pere realizado después de una visita de Infozoos el centro).

Por todo lo expuesto, y como entidad que vela por el bienestar de los animales, desde FAADA les pedimos que para próximos programas se informen exhaustivamente antes de promover un centro como este con su visita y posterior exposición pública.

Deseamos que nuestra televisión pública fomente otro tipo de valores como el respeto o la empatía con los animales, en lugar de promover que los espectadores normalicen la existencia de este tipo de centros, que se basan exclusivamente en el puro afán de lucro a base de explotar seres vivos.

Emitir programas televisivos donde se muestran zoológicos, delfinarios, acuarios o circos con clave de humor sin ir acompañado de algún tipo de consideración, voluntad educativa o de provocar una reflexión en el espectador sólo banaliza el problema y fomenta que este tipo de actividades se vean como normales cuando no lo son.

Que los espectadores acuden a estos centros para divertirse, sólo hace que prosperen los negocios dedicados a capturar, criar o comprar animales y privarles de su libertad. Es la manera de eternizar la esclavitud de los animales.

Tenemos derecho a que nuestra televisión promueva las buenas prácticas en el manejo de los animales, a que se respete su derecho a no mezclarse de manera no natural y sobre todo tenemos derecho a reclamar un mensaje educativo y respetuoso con los demás seres de nuestro planeta.”

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


*